Hemos empezado ya 2015, el año que espero sea el del cambio para Palma, Mallorca y Balears, y que afronto con ilusión y muchas ganas de trabajar por un futuro mejor para todos y todas.
Por suerte son los últimos meses de una legislatura que lo mejor que tiene es que ya se acaba, marcada por el alejamiento de los gobernantes y la ciudadanía y por los recortes y el sufrimiento que han ocasionado, y es que se puede mejorar la eficiencia y eficacia del gasto público pero no en aquellas áreas básicas del estado del bienestar como la salud, la educación, los servicios sociales, etc. Es por ello tiempo de cambio, de cambio de las prioridades, de salir de la crisis sin dejar a media ciudad atrás, de recuperar la igualdad de oportunidades y la justicia social, de estar al lado de los trabajadores y de la clase media tan castigados estos años.
Es tiempo de ilusión y de esperanza, de que las cosas se pueden hacer de otra manera, de trabajar a pie de calle, en los barrios, con la gente, para generar oportunidades de empleo y para que Palma sea una ciudad referente en políticas sociales, cultura y turismo, porque lo podemos y lo queremos ser, porque queremos ser una ciudad ejemplo para otras, que atraiga inteligencia e inversión, una ciudad dinámica y más moderna.
Y para ganarnos la confianza de los ciudadanos y que en mayo tengamos la oportunidad de protagonizar ese cambio vamos a trabajar y a darlo todo, desde el partido y la candidatura, sin descanso porque vale la pena, porque ha llegado el momento de transformar la indignación en CAMBIO POLÍTICO.

1 comentarios
  1. Anónimo
    Copy & Paste del discurso de Podemos...
Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.