Esta mañana he participado en el Consejo Español de Turismo como representante de los ayuntamientos españoles para tratar las consecuencias turísticas del #Brexit.
El mensaje de todos los presentes ha sido claro, tranquilidad. A corto plazo nada cambia porque los turistas británicos pueden venir en las mismas condiciones que antes, las plazas turisticas ya están vendidas y sólo puede afectar de forma limitada la depreciación de la libra en el gasto de los turistas ya en el destino, y sólo si la libra se deprecia de forma importante.
A medio plazo dependerá de las negociaciones entre la UE y el Reino Unido, por lo que se ha acordado hacer un seguimiento de las negociaciones por si debe tomarse alguna decisión que evite dificultades.
Otro dato a tener en cuenta es que el turismo británico lleva varios años creciendo y hay otros mercados emisores que tambien lo están haciendo con lo que podrían compensar cualquier estancamiento del británico.
Tambien hemos hablado de algunos temas a tener en cuenta para las negociaciones, como el acceso a la sanidad en nuestro país de los británicos (residentes y turistas), las posibles presiones de touroperadores británicos para intentar bajar precios en los hoteles, etc.
Algunos datos a tener en cuenta en el caso de Palma es que el turismo británico que llega a nuestra ciudad es básicamente turismo de ciudad con un poder adquisitivo más alto y al que afectará menos una posible depreciación de la libra. Un dato, el turismo británico representa el 5% de las estancias turísticas en Palma.
Deixa un comentari

El seu email no es publicarà. Els camps obligatoris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada