Lo llevamos en el ADN: invertir en educación pública mejora a los futuros ciudadanos
El ADN socialista implica invertir en educación en Palma. Los niños y las niñas son los futuros ciudadanos. Tener unos buenos colegios públicos es la mejor garantía de mejorar la ciudad y romper con las desigualdades.

Hay dos notícias relacionadas con la educación en Palma que me han hecho especial ilusión en estas últimas semanas.

La primera la dimos en Son Gibert el día que pasamos 12 horas a pie de calle en este barrio de Palma, así como en Rafal Nou.

En Son Gibert el Ayuntamiento va a hacer una escoleta pública, la primera que se hace en Palma en muchos años. Un proyecto necesario y tantes veces reivindicado por un barrio en el que los socialistas hemos actuado para mejorar la mobilidad, la calidad de vida de los vecinos, las ayudas al comercio o los servicios sociales.

Son Gibert Hila Escoleta

Lo anunciamos en Son Gibert el 19 de abril. Haremos una nueva escoleta.

¿Sabeis qué gobierno municipal hizo la última? El de mi compañera Aina Calvo, siendo yo regidor del equipo de gobierno.

La segunda notícia de eduación es el concierto final de una nueva edición del proyecto Sons de Barri. Integración y cohesión entre barrios a través de la música.

Durante los 4 años de Mateo Isern y el PP la política educativa fue ‘la nada’.

Con mi compañera y secretaria general de la Agrupación Socialista de Llevant, Maribel González, vivimos la cruda realidad de unos colegios que Cort dejó abandonados.

Y aún peor: la humillación de comprobar como había niños o niñas que se desmayaban en clase porque no habían comido.

Esperança Jose Hila Son Gotleu

Inauguración del Parc de l’Esperança, en junio de 2017. Los niños y las niñas fueron los diseñadores.

Durante esos 4 años vivimos muchas situaciones injustas en Palma. Mientras aumentaba la pobreza a la par que la crisis, Isern justificaba sus recortes en derechos sociales sobre la política del déficit cero.

Por suerte, las urnas en 2015 nos dieron la oportunidad de cambiar la balanza.

Des del minuto cero, siendo yo alcalde, entramos en los colegios de Palma, y pusimos un marxa un plan para mejorar las instalaciones. Y ahí está la inversión.

Hemos actuado en todos los colegios, pintándolos, arreglando patios y todo lo que està en manos del Ayuntamiento de Palma.

Y no solamente eso. Desde el área de Educación, que dirije Susanna Moll, hemos puesto en marcha diversos proyectos educativos fabulosos para mejorar la convivencia en diversos barrios de Palma.

Este mismo fin de semana hemos asistido al concierto final de Sons de Barri, un proyecto que busca la cohesión entre niños, niñas y familias a través de la música en el barrio de Son Gotleu.

Verlos disfrutar cantando al ritmo de la directora de orquestra, vestidos con diversos colores, es una de las imágenes que hace que valga la pena estar en política, y de estar orgulloso de ser socialista.

Des del minuto cero, siendo yo alcalde, entramos en los colegios y pusimos un marxa un plan para mejorar las instalaciones. Y ahí está la inversión.

Por no hablar de otros proyectos participativos de los propios alumnos con la ciudad, com en Son Gotleu, donde fueron ellos y ellas quienes ayudaron a diseñar el Parc de l’Esperança.

En las escuelas se forjan los futuros ciudadanos.

Invertir para que su colegio esté en las mejores condiciones, y promover entre ellos el criterio y los valores, es la mejor manera de construir las ciudades del futuro.