La gestión, buena o mala, no es suficiente para afrontar este momento histórico. Es el momento del liderazgo político, de aquellas personas capaces de transformar la realidad, de generar ilusión y de arrastrar tras de sí a toda la ciudad.
Y es así porque si alguien no se pone al frente y es capaz de aunar voluntades y recursos tardaremos más tiempo en generar empleo y salir de la crisis. La incertidumbre es muy alta, quien tiene la capacidad de invertir se siente inseguro, no sabe que ocurrirá mañana, los consumidores están igual, no se atreven a gastar los que aún pueden, y ese círculo vicioso sólo se romperá cuando nuestros gobernantes, empezando por el Alcalde, sean capaces de sentar en una mesa a todos los agentes económicos y sociales, con un único objetivo, CREAR EMPLEO, y para eso se necesita liderazgo político.
De momento sólo tenemos un “gestor” en el Ajuntament (que no es capaz, por cierto, ni de cumplir sus promesas electorales) y así nos va.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.